Yo Conduzco y Dios Me Guía

 

Yo conduzco y Dios me Guía. Mi yoga en casa

 

Este post es un tanto especial pues vamos a co-crearlo juntos desde el mismo principio principio… tu y yo junto con el resto de usuarios de Mi Yoga En Casa.

Así que bueno … haz tu comentario aquí abajo sobre la frase «Yo Conduzco y Dios Me Guía» e iniciemos la conversación para co-crear este post.

 

¡Buena Práctica y Buen Día!

David Yasyit

 

[ts_fab authorid = tabs «10» = «bio, latest_posts, Twitter»]

 

[av_sidebar widget_area=’optin entre el texto’ av_uid=’av-33ly25′]

 

Todos agradecemos los buenos contenidos, comparte esta frase de meditación con tus amigos.

David Alvaro Yasyit

Entrenador Personal. Terapia Cráneo Sacral con Diapasones y Ajustes Neurológicos. Biomagnetismo a distancia. Programas personalizados Online que pueden incluir según necesites: Chi Kung, Tai Chi, Pranayamas, Body Rolling, Softball, Abdominales Hipopresivos. Especializado en abdomen, suelo pélvico y salud ósea. Puedes descargarte aquí la GUÍA ESPECIAL GRATUITA: “¿Por Qué Algunos Ejercicios Explotan en Tu Suelo Pélvico Dañando Tu Salud Urogenital y Tu Espalda? Y Más Importante Aún ¿Cuáles Son Esos Ejercicios?"

8 comentarios en “Yo Conduzco y Dios Me Guía”

  1. Es una frase importante que deberíamos decirnos en el momento de despertarnos por la mañana todos los días con sentimiento,
    Estoy convencida que nos ayudaría mucho a llevar con mas consciencia las actividades de nuestra vida diaria,
    Y si añadimos todas las prácticas de Yoga que nos vas a enseñar nuestra vida puede cambiar considerablemente a todos los niveles.
    A partir de mañana comenzaré y veré los resultados.
    Muchas gracias David por esta gran ayuda

    Responder
    • Sí, Mari Cruz
      en la medida en que interiorizamos esa sensación de «Yo conduzco y Dios me Guía», los problemas y quebraderos de cabeza de la vida diaria se mitigan proporcionalmente…

      ¿tu lo sientes así?… venga únete a al conversación y comparte con nosotros.

      Responder
  2. Estoy en un chiringuito de playa tomando el sol y un cafecito americano y estoy oyendo a una mujer decir en la mesa de alado:
    «yo ya he llegado a la conclusión en la vida de que no vale la pena estar a margada por nada… he vivido tantos años amargada… muchos…muchos años… por etapas… y ya he tomado yo la idea de que no voy a vivir más amargada pase lo que pase… siempre esperas la tragedia por algún lado y te acostumbras a eso… al final te fastidia la salud… ya he llegado a la conclusión de que siempre aparece la salida en algún momento por algún lado… y no merece la pena vivir amargada… y fastidiarme la salud…».

    Un caluroso abrazo a tod@s
    David Yasyit

    Responder
  3. “Yo Conduzco y Dios Me Guía”…
    Cuando conecto realmente con esa frase todo me resulta sencillo y fluido: una sensación de paz y «alegría tranquila» me envuelve. La vida se vuelve fácil.

    El problema es que esos momentos de consciencia no duran las 24 horas del día. Cuando estoy en el polo opuesto a «Yo conduzco y Dios me guía», hay veces que intento acordarme de que la vida puede ser sencilla, pero si lo hago desde la mente cuando estoy totalmente bloqueada, es imposible…

    El Yin Yang de la vida…

    Responder
    • Hola Kranti,
      sí, posiblemente sea una experiencia parecida para todos…

      yo cuando estoy bloqueado y aparece la mente negativa, no hay nada que pueda hacer…
      en esos momentos recuerdo «esto también pasará» e intento no añadir leña al fuego…

      Este mundo es un mundo de dualidad a todos los niveles y esos «malos» momentos son también son parte del juego.

      un abrazo!!!
      David Yasyit

      Responder
  4. He estado una semana en un curso de meditación en Cantabria y el profesor nos ha dicho que en nuestro día a día tenemos que recordar las experiencias que hayamos tenido en meditación. Porque si no, no tiene sentido y no vamos a avanzar…

    Así que estoy en ello 🙂

    Un abrazo a tod@s!

    Responder

Deja un comentario

¿En qué te puedo ayudar?